Y Catacric Catacrac...10 libros sobre el amor por los libros para el Día del Libro







¡Hola, mis cuenteros!

23 de Abril es una fecha de celebración para todo aquel que le guste leer ya que es nuestro Día del libro.
Para celebrarlo con todos he querido recopilar en el blog una serie de libros infantiles que hablan precisamente de los propios libros, de las bibliotecas, de las letras y en definitiva de LEER y promover la lectura en todas las edades.
Espero que os animéis sobretodo en este dia de comprar ya sea alguno de estos o cualquier otro, lo importante es seguir fomentando este buen hábito y premiar a los autores por su trabajo.
¿Tienes algún otro libro infantil que hable esta temática? Pues déjame un comentario abajo y me lo cuentas, entre todos esta lista puede seguir creciendo con la ayuda de mis cuenteros.


 El increíble niño comelibros de Oliver Jeffers 
Esta es la historia de Enrique, un niño al que le encantan los libros, pero no como a cualquier niño pueden gustarle. Un día, mientras tenía en una mano una paleta y en la otra un libro, Enrique, distraídamente, probó el libro. Notó que le gustaba, y aunque tenía sus dudas decidió comerse primero una palabra, luego una oración y, después, una página, luego de un par de días se había comido un libro entero. Inexplicablemente el conocimiento que contenían los libros llegaba al cerebro de Enrique, y pensó que con esto en poco tiempo podría ser la persona más lista del mundo, pero de pronto todo empezó a complicarse.  

El libro que se sentía solo de Kate Bernheimer.


El libro se sentía feliz cuando lo leían, y a menudo algún niño se lo llevaba a casa. Pero el libro fue envejeciendo y ya casi nadie lo sacaba del estante de la biblioteca. Hasta que un día, una niña encontró el libro solitario y empezó a leer aquellas páginas gastadas...

Un libro de Hervé Tullet.


Al abrir este libro solo se ve un círculo amarillo sobre la página en blanco. Entonces, se invita al lector a pulsar este círculo con el dedo y averiguar qué ocurre. ¿Qué niño curioso podría resistirse a semejante desafío? Para saber la respuesta, simplemente hay que dar vuelta la página…

Al señor zorro le gustan los libros de Franziska Biermann.


El Señor Zorro es un lector tan compulsivo que acaba comiéndose los libros. Primero acaba con los propios, después con los de la biblioteca, pero cuando descubren qué tipo de usuario es y le prohíben la entrada, tendrá que atracar librerías para saciar su hambre. Una disparatada historia combinada con impactantes ilustraciones impresionistas que nos lleva a reflexionar sobre el amor a la lectura.

León de biblioteca de Michelle Knudsen.


Había una vez un león enorme y peludo, al que le encantaba ir a la biblioteca. Mientras el león respetase las normas, podía oler los libros, ayudar a limpiarlos, y lo que más le gustaba, asistir a la hora del cuento. Todo iba bien hasta que un día, un acontecimiento inesperado hizo que el león empezase a rugir y a correr rompiendo todas las reglas.

El pastor de nubes de Pedro Villar.


Nino es un niño soñador, es un niño que no se conforma con el pequeño mundo que trata de inculcarle su padre, porque Nino sabe que más allá del mundo gris, más allá de lo llamado urgente y necesario, está lo que realmente importa. Están las palabras. Y con ellas todo el universo. Todo.

La coleccionista de palabras de Sonja Wimmer.


Un poético cuento sobre la magia de la palabra, sobre el poder que tiene cuando es positiva y hace del mundo un lugar mejor en el que vivir.

El ladrón de palabras de Nathalie Minne.


Por la noche, cuando la luna alumbra el camino, el ladrón de palabras sale con todo su equipo y se dirige a la ciudad. Allí, rastreando las voces y las luces, sin que nadie lo vea, trepa por los tejados. Comienza la cosecha... 
Una historia sobre la belleza de las palabras y su valor para comunicarse con el mundo, para sembrar amistades, para amar.

La gran fábrica de palabras de Agnès de Lestrade. 


Existe un país que tiene una gran fábrica de palabras. En ese país precisamente la gente casi no habla porque, para poder pronunciar las palabras, hay que comprarlas y después tragarlas. La gente, que no tiene en general mucho dinero, ahorra mucho en las palabras que tiene y que pronuncia y sólo hablan en contadas ocasiones. Pero esta en realidad es la historia de Diego, que un día consiguió cazar 3 palabras que salieron por la chimenea de la fábrica. Diego se las quiere regalar a alguien muy especial, su amiga Aura, y aunque sabe que es poco lo que puede decir con aquellas tres palabras, espera que ella entienda todo lo que quieren expresar.

La princesa que quería escribir de Beatriz Berrocal.


Un cuento de princesas. Princesas que quieren ser distintas. Princesas que no quieren un príncipe azul, que las venga a salvar, ni ir por el castillo con trajes de tul. La princesa de este cuento quería ser escritora y luchó por conseguirlo cada día y cada hora. Vuela con ella entre letras, apréndelas de memoria, pasea por su castillo y sueña con nosotros esta historia… con rimas y poesía.





Si compráis desde los enlaces de afiliado recibo una pequeña comisión que me ayuda a seguir manteniendo este blog. Recordar que a partir de 19 euros los gastos de envío son gratis en Amazon.

¡Feliz día del Libro y Feliç Sant Jordi!

Entradas populares